Desde noviembre del pasado año 2015, DLA Piper ha venido desarrollando en Reino Unido un modelo innovador de prestación de servicios en colaboración con Lawyers on Demand (LOD).

LOD fue creada en 2007 por Simon Harper, socio del despacho Berwin Leighton Paisner (BLP) y Jonathan Brenner, en su momento el director de recursos humanos. En 2012 se creó una spin-off y BLP retuvo el 80% del capital.

LOD cuenta con equipos de abogados freelance que trabajan en las oficinas de los clientes por proyectos. Sus abogados tienen acceso al know-how, apoyo y formación de BLP. Muchos abogados de las grandes firmas se ven atraídos por este nuevo modelo por su flexibilidad. De hecho, muchos de ellos son antiguos abogados de DLA Piper, lo cual puede explicar en parte, en opinión de Mark Cohen, por qué DLA Piper ha optado por externalizar este servicio.

DLA Piper contrata a los abogados freelance de LOD para trabajar con sus clientes. Para la firma, las ventajas de la colaboración residen en que le permite ofrecer una modalidad de servicio más ágil, reducir costes y mejorar su eficiencia.

Por otro lado, LOD anunció el pasado mes de febrero su fusión con AdventBalance, el proveedor de servicios flexibles líder en Australia. El acuerdo supone la creación de una de las firmas del New Law más grandes del mundo y constituye la primera fusión transfronteriza de este tipo.

La nueva firma llevará el nombre de LOD y BLP seguirá siendo accionista, aunque operaran de forma independiente. Contará con 600 abogados, una cartera de más de 500 clientes y 7 oficinas (en Londres, Hong Kong, Sídney, Singapur, Melbourne, Brisbane y Perth). Entre los beneficios destacan la posibilidad de ofrecer más oportunidades a los abogados, un servicio global e integrado a los clientes, poder llevar asuntos de mayor complejidad y la creación de una plataforma global que permitirá acelerar el crecimiento del negocio y su internacionalización.

En línea con la reciente fusión, DLA Piper y LOD han anunciado en el mes de abril la ampliación de su innovadora colaboración a Australia –tan solo 5 meses después del acuerdo en Reino Unido–, lo que prueba el éxito de su colaboración y es una respuesta a las exigencias de sus clientes. En este sentido, Simon Harper comenta al anunciar la fusión que el tiempo les ha demostrado que “abogados felices significa clientes felices” y que AdventBalance tiene su mismo enfoque.

La nueva firma apoyará a DLA Piper a través de su plataforma de abogados, know-how y tecnología. Además, el nuevo acuerdo resalta el compromiso de DLA Piper con la retención del talento al conceder a sus abogados una mayor variedad de opciones en su carrera profesional.

El gran crecimiento en los últimos años de firmas como Axiom, LOD o AdventBalance prueba el éxito de este modelo de prestación de servicios flexible en el sector legal, tanto para los clientes como para los propios abogados. Seguramente veremos la expansión del modelo por todo el mundo en los próximos años.

Además de este modelo, existen multitud de nuevos players en el mercado que ofrecen servicios muy variados –como servicios de ciberseguridad, contract management y data management, entre otros– y que también están experimentando un gran crecimiento.

En un mercado cada vez más competitivo y exigente, los despachos son cada vez más conscientes de que existen formas más eficientes de prestar servicios jurídicos y que colaborando con estas nuevos proveedores pueden mejorar la prestación de sus servicios a sus clientes y su competitividad en el mercado.

La colaboración entre DLA Piper y LOD es un reciente ejemplo de éxito en la colaboración entre uno de los principales despachos del mundo y un nuevo proveedor de servicios jurídicos que en los últimos años ha experimentado un gran crecimiento.

En los próximos años veremos distintos modelos de colaboración entre despachos de distintos tamaños y los nuevos proveedores de servicios jurídicos –lo que podría llamarse “simbiosis legal”–, que podrán traducirse, en algunos casos, en fusiones y adquisiciones y, en otros, en colaboraciones sin exclusividad.

La relación simbiótica está ampliamente presente en la naturaleza y ocurre cuando dos organismos de especies diferentes se benefician uno del otro a tal punto que pueden llegar incluso a depender mutuamente para su supervivencia. La imagen de este artículo representa la simbiosis entre cocodrilos y mariposas. Éstas últimas succionan los parásitos que se alojan en los ojos y párpados de los cocodrilos, evitando infecciones. Por su parte, las mariposas se alimentan de las lágrimas de los cocodrilos, obteniendo la sal necesaria para la elaboración de sus huevos.

De modo similar, considero que las firmas tradicionales y los nuevos proveedores de servicios jurídicos deberán encontrar fórmulas de colaboración mutua en el futuro, de forma tal que ambos obtengan beneficios de sus respectivas diferencias –una especie de “simbiosis legal”­–, pudiendo incluso depender unos de otros para su supervivencia en un sector tan competitivo.

Uso de cookies y política de privacidad

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerle la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando entendemos que acepta su uso, pinche aquí para mayor información sobre cookies y política de privacidad.

ACEPTAR
Share This

Subscribe To Our Newsletter

Join our mailing list to receive the latest news 

You have Successfully Subscribed!