Tras haber estado investigando estos meses sobre la evolución de la liberalización del sector en los países del common law, quería compartir algunas conclusiones al respecto.

Sin duda, Reino Unido se ha convertido en el laboratorio legal mundial, una incubadora de nuevas firmas disruptivas bajo un nuevo modelo de negocio conocido como NewLaw –frente al modelo BigLaw de los despachos tradicionales–. Con estos términos no nos referimos al tamaño o al momento de creación de las firmas o despachos, sino a modelos de negocio muy diferentes. En efecto, con un claro enfoque en la tecnología y la innovación, el modelo NewLaw busca responder mejor a las necesidades de los clientes y ofrecer servicios jurídicos innovadores.

Sin embargo, lo cierto es que Reino Unido no fue el primer país en introducir estos cambios. De hecho, Australia fue la primera jurisdicción del common law a nivel mundial en liberalizar el sector jurídico, una década antes que Reino Unido.

En este sentido, entiendo que las reformas en Reino Unido han tenido una mayor repercusión global por tratarse de uno de los principales centros financieros y legales del mundo, y por haberse producido en un momento en el que la profesión está más preparada para aceptar y afrontar estos cambios tan drásticos, que ya son inminentes. La tecnología es un componente fundamental de estos avances –su irrupción ha sido, es y será exponencial– y en estos últimos diez años el entorno ha evolucionado en gran medida –en particular, las necesidades de los clientes–. Por ello, una actualización del modelo es cada vez más necesaria.

Durante los primeros años, las reformas en Australia no tuvieron gran calado. Sin embargo, a raíz del comienzo de la crisis económica mundial, empezaron a surgir nuevas firmas innovadoras. En la actualidad, Australia cuenta con una práctica consolidada de casos de éxito y su estudio puede proporcionar información muy valiosa a la hora de valorar cómo el modelo NewLaw podría ser implementado en otros Estados.

Por otro lado, otros países como Canadá, Estados Unidos, Singapur y la región de Hong Kong –todos del common law– tampoco se están quedando atrás.

Por lo que respecta a Canadá, la Canadian Bar Association emitió el año pasado un informe exigiendo una revisión radical de las normas que regulan la actividad de los abogados. Así, se trata de la primera vez que la profesión toma la iniciativa, ya que en Australia y Reino Unido ha sido el gobierno unilateralmente el que ha llevado a cabo las reformas. Por otro lado, lo cierto es que, sin haberse producido aún la reforma del sistema legal, encontramos soluciones tecnológicas innovadoras y nuevos competidores en el mercado legal canadiense.

También encontramos iniciativas disruptivas en Estados Unidos, cuna de la innovación tecnológica, pero la reforma normativa no parece que vaya a producirse de forma tan inminente. De hecho, encontramos firmas como Axiom, que comenzó su andadura en 1999 y se convirtió en la primera firma disruptiva en el sector a nivel global, y LegalZoom, un proveedor de servicios online que afirma ser la marca legal más reconocida en Estados Unidos y haber prestado sus servicios a 2 millones de clientes en los últimos 10 años. Asimismo, LegalZoom y Cahill Gordon, ambas americanas, han obtenido licencias en Reino Unido para convertirse en una ABS con el objetivo de operar de forma integradora a nivel global.

Por otro lado, es posible que la futura reforma en Canadá promueva un proceso similar de cambio en Estados Unidos y, entonces, el mayor mercado legal a nivel mundial habrá cambiado para siempre.

Por su parte, Singapur y Hong Kong también están estudiando la posibilidad de introducir el modelo NewLaw en sus jurisdicciones. De hecho, Singapur ya aprobó en 2014 el nuevo marco legal y seguramente entre en vigor este año. Por el momento, las firmas en Asia Pacífico están buscando vías para salvar las restricciones legales existentes y encontramos una tendencia hacia la salida a bolsa de firmas de servicios profesionales.

Por otro lado, el papel de los abogados ha cambiado considerablemente en el Asia Pacífico en la última década. En efecto, el sector está cambiando continuamente y de forma tan rápida en esta región que ello no da pie a que se instaure un marco legal concreto. Por ello, las posibilidades para la innovación legal son únicas y los avances seguramente nos sorprendan en los próximos años.

En definitiva, encontramos una gran influencia del modelo NewLaw de Reino Unido a nivel global. En efecto, con la salvedad de Reino Unido y Australia, en todas estas jurisdicciones del common law las reformas normativas van un paso por detrás de los avances de facto y los emprendedores buscan formas de innovar y superar las restricciones legales existentes, incluso aprovechando la liberalización legal en otros países.

Esta es una consecuencia directa de la globalización y un ejemplo de la pérdida de soberanía de los Estados como consecuencia de la mayor influencia de otros actores como las empresas transnacionales, que en este caso son las que están marcando el cambio.

El problema radica en que la profesión en general es aun reacia a las reformas y, en muchos casos, son profesionales de otros ámbitos los que se están introduciendo en el sector e innovando. En este sentido, siguiendo el ejemplo de Canadá, la profesión debería tomar las riendas y decidir cómo quiere diseñar su futuro.

Asimismo, considero que ello debería producirse de forma generalizada y no solamente en las jurisdicciones del common law, que gozan ya de una clara ventaja competitiva respecto al resto de países. Además, las nuevas firmas están experimentando un gran crecimiento, por lo que es previsible que muy pronto empiecen a expandirse buscando la ampliación de su mercado, también en España, si es que no lo están haciendo ya a día de hoy.

Uso de cookies y política de privacidad

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerle la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando entendemos que acepta su uso, pinche aquí para mayor información sobre cookies y política de privacidad.

ACEPTAR
Share This

Subscribe To Our Newsletter

Join our mailing list to receive the latest news 

You have Successfully Subscribed!