Las principales firmas anglosajones siempre han tenido grandes oficinas en Londres, lo cual suponía unos costes fijos muy elevados para los despachos y obligaba a aquellos abogados que querían hacer carrera en estas firmas a trabajar en Londres.

Sin embargo, en los últimos años, varias firmas están optando por abrir oficinas fuera de la City, principalmente al Norte de Reino Unido y en Irlanda (nearshoring). Pocas son las que se decantan por lugares donde la mano de obra es más barata, siendo India y Filipinas los principales destinos en términos de offshoring.

De esta forma, consiguen deslocalizar los servicios más estandarizados, reducir costes –tanto en espacio físico como en salarios– y cubrir las necesidades de aquellos empleados que no desean trabajar en Londres, ofreciendo al tiempo precios y servicios más competitivos.

Nueva Delhi

En 2007, Clifford Chance se decantó por un Knowledge Centre en Nueva Delhi, desde el que ofrecen soporte a la firma a nivel global realizando tareas jurídicas de poca complejidad (paralegal work), y un Global Shared Service Centre, diseñado para controlar mejor los costes y llevar una coordinación centralizado de los servicios administrativos de la firma a nivel global. En 2014, el equipo del Knowledge Centre trabajó en 1.300 proyectos de clientes para abogados de 26 oficinas.

Belfast

En 2011, Herbert Smith Freehills abrió una oficina en Belfast desde la que ofrecen servicios de apoyo a la firma, encargándose principalmente de la gestión y revisión de asuntos, investigación y due diligence.

Otra firma global que ha abierto una oficina en Belfast recientemente es Baker & McKenzie, la cual pese a ser de origen americano tiene su oficina más grande en Londres. Se convierte así en la primera firma americana en contar con un centro low-cost en Reino Unido.

Por otro lado, Baker & McKenzie fue pionera en el desarrollo de estos centros al abrir su primer Global Services Centre en Manila, Filipinas, en el año 2000. En la actualidad el centro cuenta con más de 600 trabajadores, con un aumento anual del 10% en incorporaciones desde su apertura.

El nuevo centro llevará a cabo servicios de apoyo a la firma a nivel global con el objeto de mejorar la gestión del tiempo, aprovechando las diferencias horarias y reduciendo la dependencia del centro de Filipinas.

Manchester

Desde el pasado año, Berwin Leighton Pasner tiene su centro low-cost en Manchester. Asimismo, Freshfields Bruckhaus Deringer y Latham & Watkins acaban de comunicar su intención de abrir una oficina en Manchester.

Las firmas coinciden en que se trata de una ciudad con gran reputación y posibilidades de crecimiento, con una cantera de profesionales muy cualificados y con buen acceso desde Londres y el resto de Europa. Asimismo, los precios de alquiler de oficinas son la mitad que en el centro de Londres.

Birmingham

El año pasado, Hogan Lovells abrió un Legal Services Centre en Birmingham y un Business Services Centre en Sudáfrica. La firma ha sido líder por muchos años en este ámbito con iniciativas como el desarrollo de un servicio de deslocalización para el departamento de real estate, su oficina en Alicante centrada en el trabajo relacionado con las carteras de marcas en todo Europa (Europe-wide trademark portfolio work), los acuerdos de deslocalización a medida de proyectos, y el uso de abogados y paralegales para una variedad de tareas entre las que se incluyen la revisión de documentos.

Glasgow

Ashurst ha sido la primera firma internacional en desembarcar en Escocia. La oficina, que inicio su andadura en 2013, ya se ha convertido en el centro de apoyo de la red global de oficinas.

La firma se decantó por Escocia por varias razones, principalmente, por contar con una cantera de profesionales muy cualificados, accesibilidad, infraestructuras, la firmeza del sector legal y las subvenciones.

Colchester

Linklaters tiene una oficina en Colchester desde 1997. La firma ha manifestado que el objetivo de la oficina es reducir los costes de la firma y de sus clientes, así como liberar de trabajo a los abogados junior y crear mayor flexibilidad en los equipos.

Colchester, situada a 90 kilómetros al nordeste de Londres, ha sido nombrada como una de las ciudades británicas de mayor crecimiento.

En definitiva, esta tendencia a la deslocalización por parte de los despachos ha causado un gran impacto en las firmas que se dedican a la externalización de procesos legales (Legal Process Outsourcing o LPOs). En el próximo artículo, profundizaremos en las consecuencias que se han derivado para este sector.

Uso de cookies y política de privacidad

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerle la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando entendemos que acepta su uso, pinche aquí para mayor información sobre cookies y política de privacidad.

ACEPTAR
Share This

Subscribe To Our Newsletter

Join our mailing list to receive the latest news 

You have Successfully Subscribed!